jueves, 18 de noviembre de 2010

Decálogo de frases útiles

Hola querido lector,
hoy no voy a darte la brasa con inventos fotográficos, ni algoritmos complejos, o sin complejos.
Vengo a comentarte una serie de frases, que seguro habrás escuchado que pueden ser útiles en el día a día:



  • A ver si "pon algo aquí": olvídate, antes terminan los monjes de las torres de hanoi su trabajo, que avisarte esa persona.

  • Ya te llamaré: por supuesto, dejo la línea desocupada todo el día por si recibo tu llamada.

  • Eso es fácil: huye, corre, alístate en la legión o apúntate voluntario a la misión sin retorno a Marte. Créeme, cualquier cosa te parecerá trivial.

  • Está todo riquísimo: disimula, pon cara de complacencia, traga lo que puedas y luego ve al bar de enfrente a comerte un bocadillo. Todavía recuerdo un plato lleno de pelotas de grasa con cachos de carne.

  • ¿Me puedes hacer un favor?: mentalízate a pegarte hasta las tantas, mientras el sujeto solicitante de tu favor anda de parranda.

  • Oye, tú que sabes de X, a ver si puedes...: ¿pardon? ¿excuse moi?


Y la mejor de todas, la sublime, la maravillosa... ¿puedes arreglarme el ordenador?
¡Hasta la próxima!