martes, 28 de diciembre de 2010

Difusor para flash por un céntimo de euro o menos

Hola querido lector,

hoy prometo ser breve (no, no es una inocentada el comentario ni el post).

Como estamos en unas fechas de mujo trajín y compras, puedes darle un uso interesante a las bolsas si te gusta la macrofotografía.

Esta idea surgió de manera accidental un día lluvioso, y créeme que funciona realmente bien.

Sí, lo has intuído: meter la cámara con el flash externo (si usas un flash anular no te vale la pena) dentro de una bolsa de la compra, de color blanco, plano, para evitar montar una discoteca ambulante.

¿El resultado? Aquí tienes una muestra:



Como ves, se trata de una escena complicada de iluminar: o quemas la araña, o dejas la presa ligeramente subexpuesta.

La bolsa hace la misma función que un paraguas blanco translúcido: difumina la luz y evita la mayoría de reflejos, sin llegar a quemar la escena.

Nada más, hasta aquí por hoy.

¡Aprovecho la ocasión para desearte felices fiestas, año nuevo y muchas fotografías para el 2011!